Violencia de género. Laura, Rebeca y Yolanda. 4º B

NO TE LO PIENSES DOS VECES, DENUNCIA.

REBECA: (La víctima, le suena el teléfono) Hola cariño. ¿Qué te pasa? No me grites por favor, sólo son las 18:00…Bueno, vale, ya voy a casa.

LAURA: Rebeca no tienes por qué irte no le hagas caso.

REBECA: No quiero que se enfade, ya sabes como se pone…

YOLANDA: Tía, esto no puede seguir así ni de broma, no te merece, eres mucho para él

REBECA: Adiós chicas.

YOLANDA: Ten cuidado, avísanos cuando llegues.

REBECA SE VA

LAURA: ¿Qué piensas sobre Rebeca y Carlos?

YOLANDA: Estoy muy asustada. ¿Deberíamos de llamar a alguien?

LAURA: Creo que primero deberíamos de hablar con ella.

YOLANDA LA LLAMA PERO ELLA NO COGE EL TELÉFONO.

YOLANDA: Bueno, estará conduciendo. Mañana hablamos con ella, adiós

A LA TARDE SIGUIENTE QUEDARON PARA HABLAR CON REBECA Y ÉSTA APARECE CON GAFAS DE SOL…

LAURA: ¿Qué te pasó? (se quita las gafas) ¡Tía, no me lo puedo creer!

YOLANDA: Rebeca denúncialo, esto es violencia de género.

REBECA: No lo hizo queriendo…Fue un accidente… Yo lo quiero y él a mí también

A REBECA LE SUENA EL MÓVIL

REBECA: Hola Carlos, estoy con Yolanda y Laura. ¡Son mis amigas no me puedes impedir también quedar con ellas! No las insultes (se pone a llorar). Cariño no te enfades por favor, que no me insultes(cuelga)

LAURA: ¿Qué te ha dicho?

REBECA: Que ojalá me muera…No puedo más, ¿me puedo quedar aquí esta noche?

LAURA: Sí, claro, Yolanda quédate también, mañana iremos juntas a denunciar.

YOLANDA: Deberíamos descansar…buenas noches chicas.

REBECA: Sí, ¡buenas noches!

A LA MAÑANA SIGUIENTE.

REBECA: Chicas, miren esto…

YOLANDA Y LAURA VEN LOS MENSAJES QUE CARLOS LE HABÍA PUESTO Y DECÍAN:

COMO NO VUELVAS A CASA TE VOY A MATAR.

YOLANDA Y LAURA: Vamos a la comisaría.

REBECA: Mmm…vale chicas, es ahora o nunca.

Anuncios

Canarias. Sheila M. 3ºB

Si tuviera que elegir un sitio donde vivir, sin duda sería Canarias. No hay nada mejor que ese mar azul que rodea las maravillosas islas pertenecientes a España. Justo el otro día me estaba planteando irme a vivir a las afueras, en la naturaleza que caracteriza a este archipiélago.

– Estás loco-. Decía mi madre al comunicarle la idea. – No hay dolor más grande que el que me causa no tenerte aquí-. Continuó sollozando.

Yo adoro a mi  madre, pero es que desde pequeño me ha gustado la naturaleza, sobre todo la de estas islas que son el mayor regalo que puede existir. Solo con ver esas playas y esos terrenos llenos de plataneras me entran ganas de irme a la aventura y vivir de lo que me dé esa maravillosa tierra canaria.

Canarias. Pelusa del milenio. 3º B

Caminaba bajo el ardiente sol un día más,

el Roque Nublo parecía más lejos que

nunca, al menos la brisa del mar aliviaba

mi pesar, no solo el calor que me provocaba

el sol, sino ese ardor que llevaba dentro,

pues mi amada Gara me esperaba y

yo llegaba tarde una vez más.

Ya no tenía a penas fuerzas, mis piernas eran

dos bloques de hormigón, pero ya estaba

a pocos metros de reunirme con ella

y eso me dio fuerzas.

Canarias. Nobody loves her. 3º B

No podía crees los que mis ojos veían. Todo lo que teníamos estaba destruido, recuerdo cuando antes podía caminar por estas calles con total tranquilidad. Y sin embargo, ahora podías morir en cualquier momento. Ellos habían invadidio todo.

Estaba totalmente prohibido pasar por el parte San Telmo. Ese barco en el que antes jugaban y se divertían los niños era su refugio, el punto más peligroso de la isla. Ellos podían detectar nuestro olor, edad, sexo y presencia. No podían vernos pero eran el triple de fuertes que nosotros. Dos de ellos eran más fuertes que una bomba nuclear.

No podíamos enfrentarnos a ellos, no teníamos oportunidad. Solo nos quedaba sobrevivir.

Canarias. Ciel. 3ºA

El sol se posaba sobre el mar azul tornando el cielo de un color anaranjado. Ella contemplaba los últimos minutos de vida del sol mientras se consumía al igual que mi respiración cada vez que probaba sus labios. Sabían como los bordes de la galaxia, hacía que no quisiera parar de besarla y mirar a constelación de sus ojos. Sería un secreto que guardaríamos siempre la playa, ella y yo.

Canarias. Paula M. 3ºA

Guachinche canario debes visitar,

aunque demasiada distancia tienes que caminar.

Seguramente papas arrugadas que son muy saladas pedirás,

y unas buenas chistorras disfrutarás.

Un escaldón con gofio del lugar deseas probar

antes de comer cualquier manjar.

Unas garbanzas bien acompañadas con pan para picar.

Pedirás un costillar que intentará comerte

antes de que le hinques el diente.

Un dulce postre para la nobleza,

príncipe alberto es su nombre que se te quede en la cabeza.