Canarias. Nobody loves her. 3º B

No podía crees los que mis ojos veían. Todo lo que teníamos estaba destruido, recuerdo cuando antes podía caminar por estas calles con total tranquilidad. Y sin embargo, ahora podías morir en cualquier momento. Ellos habían invadidio todo.

Estaba totalmente prohibido pasar por el parte San Telmo. Ese barco en el que antes jugaban y se divertían los niños era su refugio, el punto más peligroso de la isla. Ellos podían detectar nuestro olor, edad, sexo y presencia. No podían vernos pero eran el triple de fuertes que nosotros. Dos de ellos eran más fuertes que una bomba nuclear.

No podíamos enfrentarnos a ellos, no teníamos oportunidad. Solo nos quedaba sobrevivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s